lunes, 27 de septiembre de 2010

Mujeres... ¿solidarias?

Hay un programa en la Sexta que se llama Mujeres ricas. En este programa, semana a semana, se ve a un grupito de señoronas amillonadas que nos muestran su día a día, sus fiestas, sus reuniones de iguales, sus enormes dispendios sin fin en cosas superficiales casi todas.
Dicen, los que entienden, que en época de crisis y de penurias económicas lo que la gente quiere ver es lujo y riqueza y cosas bonitas. Que el glamour es lo que prima. Glamour, esa gran palabra de significado incierto y que, por lo general, describe a quien el único valor que tiene es que le sienta bien la ropa de marca y llevar con soltura unos zapatos de 20 cm de tacón.
Y el caso es que el programa ya va por la segunda temporada. La gente lo ve.
¡Vaya, los entendidos van a tener razón!
Creo que en tiempos de crisis como los que estamos viviendo, en los que mucha gente vive de la caridad, muchas familias normales lo están pasando canutas -perdón por la vulgaridad nada glamurosa-, lo bonito de verdad sería ver a esas señoronas dedicándose a ayudar a los demás... no con dinero, que quizá alguna lo haga, por qué no, sino en cuerpo y alma. Eso, eso sí que sería digno de ver. Y sería un ejemplo a seguir por todos aquellos a los que, por regla general, sólo les importa su propio bolsillo.
Se me ocurren tantas cuestiones en las que estas ociosas mujeres podrían ser útiles...
¡Ay, sí, sí...!
Soy demagógica, disculpenme.
Estas mujeres ricas tienen muchas cosas que hacer y su vida es un sindiós... y yo no me he dado cuenta.
Y, por ahora, nada más.

4 comentarios:

Susana Terrados Sánchez dijo...

Es una sin razón este mundo de hoy día. Programas de televisión que "nos consuelan" de nuestras carencias viendo como hay personas que andan sobradas de todo y que, encima alardean de ello; gente que vive en casas monstruosas, costosas, exageradamente recargadas que sirve de "consuelo" para los sin techo o para aquellos que pagan a duras penas su hipoteca porque disfrutan de verlo.Que me expliquen la psicología de hoy día que da motivación ver la obstentación material sin pudor y, como tu dices, la falta de generosidad emocional hacia los demás.
Puede más lo material que lo humano, nuewvamente.
Besotes.

Lola Montalvo dijo...

SUSANA: creo que nos encontramos en un tiempo en el que a pocos les interesa lo que sufren los que tiene poco o nada. Sólo les gusta el espectáculo que eso genera: Vease series como "Callejeros" y programas similares. A la gente le gusta ésta de las mujeres ricas, pero le importa un bledo cómo viven aún en Haití o en Darfur (Sudán) o en somalia en los que el agua es un bien tan preciado o más que el oro... eso sí nadie pierde ripio de lo que estas mujeres se gastan en una chorrada de marca o ropa de firma. Me parece bien que cada uno viva como quiera o pueda, pero creo que también se puede hacer programas en los que se valore la solidaridad. ¿No estaría mejor ver en esos programas cómo una de esas pijas de uñas de porcelana ayuda a los que nada tiene? No entiendo a nuestra sociedad, no la entiendo.
Gracias, Susana, por seguir opinando.

Raúl Peñaloza dijo...

Yo tampoco lo entiendo. Como hay mil cosas que no entiendo.

Basta mirar las utilidades de Telefónica, El Corte Inglés, lacaixa, BBVA, ¿crisis? ¡Ja ja!

¿Alguien les dice algo? ¿Los controlan?

Lola Montalvo dijo...

RAUL: discúlpame, tu comentario me ha aparecido ahora... Sí es cierto, todos esos son ricos y nadie les critica que cada día lo sean más.
Besos