sábado, 18 de septiembre de 2010

Creo que nos están exprimiendo...

Ante todo diré que me considero de izquierdas, sin filias políticas concretas. Ninguna.
Estamos a las puertas de una huelga general. Los sindicatos se llevan las manos a la cabeza, con los rostros arrebatados por la indignación y nos impelen a nosotros, los trabajadores, a que luchemos con ellos por nuestros derechos, esos que el gobierno-malo nos está arrebatando de entre las manos.
Y yo me pregunto:
¿Por qué los sindicatos protestan ahora y no lo hicieron cuando hace dos años comenzó a subir el paro de forma vertiginosa? ¿Por qué los sindicatos protestan ahora por nuestra pérdida de poder adquisitivo y no han renunciado o reducido sus remuneraciones, las que reciben por parte del Estado, tanto ordinarias como extraordinarias, cuando el resto de trabajadores se apretaban el cinturón?
Oye, sé que mis preguntas pueden parecer demagógicas e ingenuas, pero parten de las mentes de muchos trabajadores como yo... y no obtienen respuesta. Los sindicatos han reaccionado, tarde, mal y de forma harto dudosa. Y ahora quieren que secundemos su huelga general, esa que le dirá al gobierno-malo, lo malo que es. Perdonen, pero yo me parto de risa.
Otras cuestiones que me joroban:
  • Los parlamentarios españoles tiene una serie de prerrogativas sociales a cargo de las arcas de la Seguridad social como pensiones, seguros, rentas vitalicias... que reciben con sólo una legislatura de antigüedad. No es justo que todos debamos cotizar mínimo quince años para tener derecho a algo y que ahora se plantee la necesidad de elevar la edad de la jubilación a 67 años -yo no discuto si eso es o no necesario, que lo será- y los parlamentarios a los 55 tienen todo resuelto; se jubilen a la edad que sea, tienen el máximo de pensión legal, unos 2500 lauros, sólo por cuatro años de supuesto trabajo... que en muchos casos, yo dudo: es decir, no dan el callo. Más todo lo que cobran por dietas, desplazamiento, partido... tal y tal, a cuenta de las arcas del Estado.
  • Diputaciones provinciales: nadie sabe con certeza para qué sirven pero ahí estan, con cargos políticos que obtienen beneficios sociales a cargo de la Seguridad social, a razón de pensiones y tal. Además de los cargos en Autonomías y Ayuntamientos hechos a la carta para que algunos interesados se beneficien y vivan fenomenal el resto de su vida. Todo a cargo de las arcas públicas.
  • Los usos que muchos cargos públicos, tanto estatales, autonómicos como locales hacen de las prerrogativas derivadas de sus cargos: coches públicos, chófer, gastos de desplazamientos, viajes oficiales... y que no tienen rubor en abusar de ellas y en utilizarlas en su vida privada.
No veo a los sindicatos protestar por nada de esto. Creo que este interlocutor social, que en su día fue imprescindible, se ha apalancado en su poltrona particular y no miran lo que deben. Sus altas jerarquías se han transformado en una especie de patronal silente que se cree con todos los derechos, pero que no representan el sentir, el latir auténtico de la sociedad de trabajadores... y si lo hace, miedo me da.
El otro día uno de ellos, Cándido Méndez, salía en la tele sonriente de oreja a oreja... estaba muy satisfecho porque uno de los suyos le había pedido a los abuelos que el día 29 del septiembre, el día D, se abstuvieran de cuidar a sus nietos para que la huelga fuera completa.
Y yo le digo:
Señor Méndez: a usted eso le parece una idea fabulosa, estupenda, lo más de lo más, pero por qué no se preocupa de verdad de lo que interesa. Se le ve muy satisfecho de sí mismo, igual que al de CCOO. Pero espero que sepan ustedes que ese día, el trabajador que se ponga en huelga no cobrará. Pero los parlamentarios que se pongan en huelga, SÍ COBRARÁN, y estoy segura que usted y su amigo Toxo también cobrarán. Yo no lo haré.
¿Dónde está la gracia?
¿Dónde está lo que sus sindicatos defendían hacen años?
¿Les importan a ustedes los trabajadores?
¿De verdad es ZP el único malo, malo?
Creo que en nuestra sociedad no sólo se nos exprime por parte del gobierno, sino por parte de los propios, esos que nunca deberían hacer tal, que están mantenidos con las cuotas de los trabajadores sindicados y con parte de nuestros impuestos.
Y, por ahora, nada más.



7 comentarios:

Susana Terrados Sánchez dijo...

Totalmente de acuerdo contigo Lola. Llevaba yo un tiempo confusa con la idea de los sindicatos, sin llegar a entender, como tu bien dices, la controversia que ellos mismos representan. Pensaba que era yo, que en mi particular mundo laboral no podía ni sabía compartir estas ideas, pero ahora que te leo veo que no soy la única que así lo pienso: nos manipulan, sindicatos, gobiernos, políticos...ya lo sabíamos siempre pero lo de ahora es más descarado.
Gracias por aclarar mis ideas.
Besos.

velvetinna dijo...

Madre mía hija, parece que me leas el pensamiento, aunque será que todos los ciudadanos estamos pensando realmente en lo mismo. Desde luego los sindicatos ya han perdido la credibilidad que podían tener. Me parece muy coherente todo lo que dices y te doy las gracias por decirlo, porque la gente está muy pasiva ante todas las injusticias que estamos sufriendo. Voy a compartir esta entrada en mi Facebook.
Un beso

Lola Montalvo dijo...

SUSANA: Gracias por lo que comentas. Como comprenderás, soy trabajadora y me da miedo el rechazo que en mis compañeros pueda producir mis palabras. Parece que los sindicatos son un elementos social al que no se puede cuestionar. Se ha acomodado en sus puestos, se han apoltronado y no tienen rubor en beneficiarse de muchas prerrogativas que el resto de currante nunca tendremos... y encima no defienden lo que de verdad nos preocupa.
Besos, Susana.

VELVETINA: las injusticias que proceden de los que dicen defendernos son las peores. Ningún sindicato ha protestado por nada de lo que indico. A nosotros se nos va a retrasar la edad de jubilación... ¿y a los parlamentariso, y a ellos?
Puedes compartirlo, más aún, gracias por hacerlo. Besos, Begoña.

Raúl Peñaloza dijo...

Lola, a mí me indigna mucho más leer en los diarios las utilidades y beneficios anuales de laCaixa, Movistar e innumerables mega-corporativos que nos esquilman sin respeto alguno. Revisa cualquier balance de banco: comisiones, pagos sin justificar, cargos adicionales, intereses, iva sobre intereses y haz las cuentas. Luego multiplícalo por millones de cuenta-habientes y/o usuarios. Y cuando tengas esa cifra, compárala con las penurias que la gente como yo pasa para llegar a fin de mes. Y luego encuéntrate esos espectaculares anuncios en la calle, en la TV, en los patrocinios, en las equipaciones de los deportistas, donde laCaixa te propone: ¿Hablamos? y betanwin te estimula a que apuestes y pierdas el poco dinero que te queda. Y si no te queda, no te preocupes, Santander te presta, pero ojo, te va a cobrar. Y mucho.

Es el sistema, Lola. Nuestra democracia tiene imperfecciones, sí, muchas. pero hay algo más dañino, más ponzoñoso: lo que le pagas a Movistar (o a Vodafone o a quien te provea de Internet, móvil o lo que uses), y sobre eso que pagas, no hay control ni legislación, ni huelga, ni reclamos ni nada.

Tal vez me salgo de tema, pero me has hecho reflexionar. Lo que cobren o dejen de cobrar los líderes y los políticos se arregla legislando. Lo malo es que son ellos mismos los que legislan. Y claro, lo hacen a su favor. Lo disfrazan, sí, pero ni siquiera hacen un gran esfuerzo, la verdad es que somos un poco fáciles de engañar.

Somos tan inocentes. Basta ver cualquier anuncio de Movistar y las tarifas y ofertas que exhiben, y después revisar tu estado de cuenta (si es que se toman la molestia de enviarla, porque a mí no, dejaron de hacerlo pues ahora son "ecológicos" en el uso de papel. Sólo envían publicidad.

Tus cuestionamientos son reales, certeros. pero creo que se pueden solucionar poco a poco. Lo demás, el sistema, lo veo más difícil.

Lola Montalvo dijo...

RAÚL: todo lo que refieres sobre bancos y cajas es cierto y creo que tienes razón. Conozco bien ese mundillo porque mi marido trabajó en una entidad varios años y me avergonzaba lo que hacía... creéme.
Es cierto que las empresas se mueven por el capitalismo radical. No tienen pudor en reventar lo que haga falta para seguir sangrando a los usuarios y obtener sus beneficios. supongo que esto podría plasmarse detalladamente en otra entrada.
lo que me indigna es la imagen de «buenos colegas» que dan los sindicatos, lo que gritan que defienden los derechos de los trabajadores y muchos son sanguijuelas. A muchos -¡ojo, no a todos!- les tienta el poder cobrar sin trabajar, el vivir la vida padre a costa de sus propios compañeros y ningún pudor se lo impide. Eso es lo que critico. su imagen de puño en alto es casi anacrónica, su utopía ya no se la creen ni ellos, pero muchos la siguen explotando si con ello sacan tajada. Claro que eso se puede modificar legislando: por ello esta entrada, para que la gente se de cuenta de que esto hay que cambiarlo y que si me dicen que no tendré pensiones cuando me llegue el turno, que no sea porque se le está pagando a algún cantamañanas aborregado que se lucra con lo que yo me curro.
Muchas gracias, Raúl, por seguir visitando este humilde blog... gracias a vosotros tiene vidilla.
Besos miles

Anónimo dijo...

http://chemtrailsevilla.wordpress.com/2010/01/31/los-politicos-espanoles-cobran-la-pension-maxima-cotizando-solo-durante-7-anos/

es solo una precisión al comentario inicial de tu post.

Lola Montalvo dijo...

ANÓNIMO: cierto, yo digo en el texto una sola legislatura y se lo llevan en 7 años... pero sea como sea no deja de ser un abuso. Claro que lo hacen en base a una ley...¡¡por supuesto, pero una ley que han gestado ellos para dejarse sus asuntos muy bien resueltos, un abuso de poder legislativo!! Me comentó una vez un defensor de este sistema -debía de ser uno de los beneficiados- que ellos perdían sus trabajos y sus negocios mientras se dedicaban a esta labor... ¡Me da igual! Nadie obliga a nadie a dedicarse a la política. Ya cobran buenos sueldos y dietas mientras que ocupan su escaño y ya se resuelven la vida cuando lo dejan. Me da igual... pero este sistema es un abuso, cuando a los demás nos obligan a trabajar toda una vida y si te mueres antes de jubilarte tu viuda/o no hereda tu pensión.
Creo que este sistema es un ABUSO y casi un robo, esté respaldado por una ley/norma o no.
Muchas gracias por tu aporte ANONIMO.