jueves, 4 de noviembre de 2010

Ahora... ¡el apellido!

¡Pero bueno! ¿Es que el PP no puede dejar algo en paz?
Mira que este tema cuando lo escuché me dio igual, me pareció algo banal y sin trascendencia.
Ahora el PP arremete contra la nueva propuesta que pretende impedir que en los apellidos predomine siempre el apellido del padre, bueno...
¡¡¡Pues tampoco le gusta!!!
Es que los del PP son machistas y sanseacabó. Todo lo que proceda del padre debe predominar siempre... y como en el PP hay mujeres, esas mujeres también lo son: machistas. Algunos apellidos históricos de origen materno han desaparecido por la eterna preeminencia masculina y eso se podría haber evitado con esa ley... que sólo dice que: cuando no haya acuerdo entre padre y madre el orden se establecerá por orden alfabético. ¿Y por qué no puede haber acuerdo? Apellidos feos de los padres pueden quedar en segundo lugar gracias a apellidos mejor sonantes de la madre, por acuerdo mutuo de las partes.
¡Pero esto tampoco les gusta a los hombres y mujeres del PP!
Ningún cambio o modificación en nuestra sociedad que suponga acabar de una vez por todas con la supremacía masculina les va a gustar a estos políticos.
¿Nadie se da cuenta o sólo yo veo fantasmas?
Y, por ahora, nada más


4 comentarios:

No cogé ventaja, ¡miarma! dijo...

Esto del cambio de apellidos ya está regulado y cualquier persona, mayor de edad, puede cambiar el orden.
También, para los niños nuevos los padres pueden elegir el orden de los apellidos con la única condición de que los que tengan después sean igual.
¡Pero a lo que vamos!, hacer una ley para que sea el orden alfabético el que marque la pauta a mi también me parece una tontería, igual podían legislar que se lo jugaran a cara o cruz.
Desgraciado el recien nacido, que sus padres no sean capaces ni de ponerse de acuerdo en el orden de los apellidos y para este caso es la ley que comentamos.
Un beso.
P.S. No he tenido ninguna respuesta del pedido que hice de tu libro, me da la sensación que algo hice mal pero no me atrevo a solicitarlo de nuevo para no duplicarlo. ¿Sabes cuanto suele tardar?
Gracias.

Lola Montalvo dijo...

MIARMA: sé que era así lo que comentas de forma acertada, porque ya era así cuando inscribimos a mis hijos. A lo que voy es que no les parece bien que si no hay acuerdo se decida por orden alfabético, no como hasta ahora en que predominaba SIEMPRE el apellido paterno en caso de no acuerdo. Ya te digo, esa ley de me daba lo mismo y me parecía algo casi estúpido... pero es que a esta gente el que no prime lo masculino les provoca granos.
Lo del libro:
Te envío un mail a tu dirección, la que consta en tu blog.
Besos miles

Raúl Peñaloza dijo...

Sólo los países de habla hispana conservan ambos apellidos. En Estados Unidos, si te llamas Lola Momtalvo y te casas con John Smith, para efectos prácticos, pasas a aser "Mrs. Joshn Smith". Patético, ¿no?

¿Y si cada quién tuviera la elección de escoger?

Lola Montalvo dijo...

RAÚL: cierto, en países anglosajones sucede eso... más patético aún. Besos miles y gracias, Raúl.