jueves, 19 de mayo de 2011

Cuando las personas piensan por sí mismas...

Imagen perteneciente a El País
El movimiento de protesta surgió de forma espontánea en las redes. A mí me llegaron innumerables mensajes por Facebook y por Twitter invitándome a participar... y doy fe de que no es sólo cuestión de jóvenes y estudiantes, sino que esta indignación ha arrebatado el ánimo de miles de ciudadanos de todos los colores.
Sí, porque la gente, la gente que piensa por sí misma ha dicho «basta». Ha dicho basta a tanto abuso por parte de los políticos. A todos los políticos, pero fundamentalmente a los que tienen gobiernos generales, autonómicos o locales. Ni PP ni PSOE ni IU han sabido corresponder a las necesidades de los ciudadanos. Ninguno ha reaccionado de forma eficaz ante la crisis. Ninguno ha ayudado a los trabajadores, a las pequeñas empresas y a los autónomos, perdedores universales en esta crisis y que han tenido que comprobar con estupefacción cómo los bancos y especuladores --los que en esencia dieron origen a esta crisis que sufrimos los de siempre--, generan cada año más beneficios y se ven ayudados por inyecciones de capital procedente de nuestros impuestos.
La indignación, más que justificada, va hacia todos los partidos políticos con gobierno. A Todos. No hay una ideología concreta en este movimiento natural de personas. No hay nada más que un deseo, una reivindicación: que todo esto cambie, que la política trabaje para los ciudadanos y no para los tiburones financieros. La protesta va contra esa corrupción que ha tocado a todos los partidos... a todos. Políticos con ansias de solucionarse la vida, su propia vida, que no tienen rubor en meter las manos en las arcas públicas y que una vez pillados e imputados se vuelven a presentar a las elecciones apoyados por un partido que debería de haberles echado con una patada en el culo. Hasta las narices está la gente de corrupción: no sólo roban, sino que no devuelven ni un euro, se pasan la justicia por el forro y encima siguen en política. Sí, por favor, no olvidemos la presunción de inocencia... ¡Oh, sí, no la olvidemos!
Creo que la indignación de la población que piensa por sí misma está más que justificada...
Bien, pues las reacciones de estos partidos no han sido igual, no.
Unos no dicen nada y esperan que todo esto les beneficie. ¡Veremos!
Pero el PP está que cruje...
Rajoy afirma: «Lo fácil es criticar a los políticos" (Diario Viva. día: 18-05-2011. pag. 9) A este señor se le olvida que el político electo es un servidor público y como tal está sujeto a que los ciudadanos critiquen la gestión de estos «trabajadores» cuando su labor es tan manifiestamente negligente. Para eso se les elige y se les paga: para que trabajen para los ciudadanos. Rajoy dijo un día que tenía la receta para acabar con la crisis... pero no ayudó al gobierno a solucionarlo. Creo que no ha hecho nada. Sólo espera pacientemente a que todo reviente y recoger su propio rédito electoral: llegar a la Moncloa.
Esperanza Aguirre ayer criticaba a los manifestantes diciendo que eran de extrema izquierda... creo que Aguirre se llevaría un chasco si pudiéramos ver cuantos votantes del PP están ahí. Estoy segura de que habrá muchos, más de los que ella desea. Y se planta a criticar a diestro y siniestro sin entender que los ciudadanos pueden mostrar su opinión cuando y donde quieran, sobre todo de forma pacífica como lo están haciendo en todas las plazas de las grandes ciudades.
¿Qué les pasa a estos políticos?
Pues que no están acostumbrados a que las persona piensen por sí mismas. Cuando las personas piensan por sí mismas no las pueden controlar y eso les da miedo. Porque les saca a ellos de los gobiernos. Algunos se han apalancado en sus sondeos, ésos que les hace frotarse las manos de gusto, sin entender que tras las encuestas y sondeos hay personas que piensan por sí mismas... personas que los han mirado a todos, a PP, a PSOE a IU y demás, y han decidido que nos les gusta lo que ven.
imagen perteneciente a El País
A mí sí me gusta lo que veo.
Veo a gente de todas las edades e ideologías democráticas, en una manifestación pacífica y ejemplar, que desea hacerle saber a los políticos que ya basta. Que se han olvidado de para quién trabajan y hacia quién van dirigidas sus gestiones. Los ciudadanos.
Basta de apoltronamiento, de echarse las culpas unos a otros. Todos los políticos deben detenerse y pensar. Los ciudadanos están esperando a que hagan algo fructífero, eficiente y, por una sola vez, que no vaya en su propio beneficio, si no en el de las personas.
A ver qué hacen...
Y, por ahora, nada más.

7 comentarios:

CreatiBea dijo...

A mi también me gusta y admiro a todas estas valientes personas que están manifestando su indignación (noche y día).

Me gusta le gente que se implica, estaba deseando ver esta reacción, y como no me gusta permanecer con los brazos cruzados, si no pasa nada, yo también iré.

Esto es grande.

Colombine dijo...

Desde mi observar el mundo, aplaudo la negativa de los defraudados a que les sigan engañando. Hemos estado ante el total error de un gobierno incompetente y de una oposición absolutamente desleal a su cometido. Basta ya.

Así todo, no me parece tan fácil. Hoy, lejos de ser final, es comienzo... aunque no se sabe muy bien de qué.

Saludos.

Lola Montalvo dijo...

BEA y COLOMBINE:
Tras las elecciones os contesto y me vais a perdonar por la tardanza... Espero que hoy, lunes, ese movimiento de «los indignados» o 15M no quede en agua de borrajas. La corrupción no ha tenido castigo y CAmps ha vuelto a salir; reconozco que todos los resultados me dan igual, pero la sonrisa de Camps es la que me parece más insultante para un Estado de Derecho.
Espero que el movimiento no se disuelva en la nada... porque ilusionaba creer que, de verdad, algo se podía cambiar.

Sergio dijo...

Ojalá esta iniciativa no caiga en saco roto. Ahora, acabadas las elecciones igual se pierde el fuelle y el mensaje, justo esta semana está la clave (creo)

Lola Montalvo dijo...

SERGIO: ojalá... espero que no se politice y que no se transforme en un «algo que fue bonito mientras duró»
Besos miles

tomae (segundo intento) dijo...

Lola, te cuento, estuve en la "plaza" que me tocaba, vi un cierto orden y ganas de cambiar, funcionar de otra forma, dar propuestas etc...éstas se comentaban, se debatían y si se aceptaban pasaban a una especie de "asamblea general"; en ningún caso se quería dar protagonismo a las personas que intervenían incluso que los denominados "portavoces" (se debatió si llamarlos así) lo fueran de forma alterna... te aseguro que me interesé por acudir y verlos y comprendo sus posturas, pero de alguna forma los veo muy "asamblearios" sin dar un ápice de valor a las personas por miedo de que un cierto "poder" se adueñe de ellas...

Igual en un bluf, o puede que lleve a algo...si es así este es el principio y de alguna forma yo estuve allí...

...miles de besos también, Lola!!!

Lola Montalvo dijo...

TOMAE: creo que ha sido algo magnífico. Llevábamos muchos -te incluyo- aborreciendo en lo que se había convertido nuestra política y proclamándolo de una forma u otra y de repente esta gente se lanza a la calle de forma pacífica y le da cuerpo y voz. Pero... ¿ahora qué? ¿Qué van hacer? ¿Qué podemos hacer para que no se quede todo en un espejismo? Insisto: la sonrisa de los políticos imputados elegidos, el baile de los xenófobos, la alegría de los que prometen lo que no van a cumplir me da tanta rabia...
Besos miles